Blog

Legislación en España sobre el robo de vehículos

· admin · 0 comentarios.

¿Qué consecuencias tiene robar un coche? Un tema interesante y desconocido para muchos. Ante un hurto, como veremos a continuación, se establecen diferentes tipos de penas. A día de hoy no sólo contamos con la justicia de nuestra lado. Los dispositivos de localización pueden llegar a ser un arma efectiva en contra de robos de vehículos.

traffic-332857_1920

Según la legislación penal española, el artículo 244 define al delito de hurto de vehículos como: “el que sustrajere o utilizare sin la debida autorización un vehículo a motor o ciclomotor ajenos, cuyo valor excediere de 400 euros, sin ánimo de apropiárselo, será castigado con la pena de trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días o multa de seis a 12 meses si lo restituyera, directa o indirectamente, en un plazo no superior a 48 horas, sin que, en ningún caso, la pena impuesta pueda ser igual o superior a la que correspondería si se apropiare definitivamente del vehículo.”

Una curiosidad acerca de este artículo es que se trata del único caso de hurto tipificado en nuestro Código Penal. Además, la característica más destacable de este tipo de delito es la ausencia de ánimo de lucro del malhechor. Normalmente en otros casos se suele perseguir el objetivo lucrativo del ladrón, sin embargo, en el delito de utilización de vehículos ajenos, lo que se penaliza simplemente es el uso del mismo sin consentimiento del dueño.

Para que este caso se dé, es preciso que el ladrón se lleve el vehículo con la intención de utilizarlo, y no de quedárselo. Si fuera así, se trataría de un caso de robo, que se caracteriza por si empleó violencia en el acto, y si no lo hizo, se registra como hurto.

Teniendo en cuenta lo anterior dicho, es necesario que el vehículo, sea del tipo que sea, se devuelva hasta un plazo de 48 horas desde que se registró como desaparecido, y en un lugar en el que se encuentre por su propietario. Aún así, si por ejemplo el ladrón abandonara el coche en un lugar distinto donde su dueño no pudiera encontrarlo o que en condiciones normales no tendría por qué encontrarlo, este delito sí sería considerado como un robo.

Existen diferentes tipos del delito de robo y hurto de uso. En primer lugar, regulado en el art. 623.3 del CP, se considera una falta a la sustracción con el objetivo de utilizar vehículos con valor menor a 400 euros en el momento en que se comete el delito. La pena atribuida es “localización permanente” variando entre cuatro y doce días, o multa de uno a dos meses.
Por otro lado en este mismo artículo localizamos lo que se llama una falta “agravada”, para aquellos casos donde se hace uso de la fuerza en la conducta, o lo que es lo mismo, cómo ha cometido el robo el ladrón. Por ejemplo, si el robo del coche se produjo entrando antinaturalmente en el sitio donde estaba, rompiendo paredes, techos o suelos, utilizando llaves falsas o elementos del estilo, o también inhabilitando los sistemas de alarma. Este tipo de acciones se puede llegar a penalizar con localización permanente de ocho a doce días, o multas desde los cuarenta y cinco días a dos meses.

Y si el delito se comete con violencia o intimidación hacia los afectados, se sancionará como un robo con violencia o intimidación, según el artículo 242, sin tener en cuenta cuales fueran las intenciones del delincuente, uso o apropiación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto las condiciones de uso* (Leer +)