Blog

¿Cómo saber si el coche que quiero comprar es robado?

· Detector · 0 comentarios.

Muchas personas han comprado o están pensando comprar un coche de ocasión o de segunda mano. Pero, ¿de dónde vienen esos vehículos? Normalmente son de personas que los han vendido, pero en algunas ocasiones, puede que esa ganga se trate de un coche robado. Esto puede ocasionar graves problemas para el comprador, por lo que debemos tener mucho cuidado cuando vayamos a adquirir un coche usado. Pero, ¿cómo podemos saber si lo que voy a comprar no es robado?

Para empezar, debemos tener especial cuidado cuando vayamos a adquirir un coche en un concesionario no verificado, o cuando el vehículo nos lo venda un particular. En estos casos es más sencillo que nos den gato por liebre, es decir, que el coche sea robado. Incluso, a pesar de que este nos ofrezca garantías durante un tiempo determinado  en caso de problemas con el vehículo, no es suficiente para confiar en que el coche no haya sido robado.  Para asegurarnos de que no lo es, lo primero que debemos hacer es buscar si ese coche tiene alguna denuncia de robo. En internet podemos encontrar este tipo de datos, pues hay muchas páginas webs que ofrecen buscadores gratuitos para ello. Sin embargo, el asunto se complica si ese coche ha sido sustraído en el extranjero.

Por otra parte, hay que tener en cuenta el precio del coche de ocasión y debemos sospechar cuando se trate de uno demasiado barato y esté en perfecto estado. También deberíamos andarnos con ojo cuando el vendedor no nos quiera facilitar los documentos del vehículo o no se preste a hacer una prueba de conducción en un concesionario verificado. El lugar de la venta del vehículo puede ser también determinante, ya que debemos evitar que se haga en lugares poco transitados o escondidos, como por ejemplo en áreas de servicio.

Si aún teniendo cuidado, compramos un coche robado, debemos saber que cuando vayamos a registrar nuestro vehículo, quedará confiscado, ya que el propietario puede reclamarlo. Además, si no conocemos la identidad del vendedor, no podemos hacer nada, ya que no podremos denunciarlo, y perderemos todo el dinero que pagamos por el coche. Pero, si por el contrario, somos conscientes de que lo que compramos es robado, tendremos verdaderos problemas con la justicia, ya que se nos puede acusar de cómplices del delito.

Por ello, debemos siempre comprar los coches de segunda mano en concesionarios verificados, o si lo adquirimos de un particular, asegurarnos al cien por cien de que no es robado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto las condiciones de uso* (Leer +)