Blog

¿Cómo roban los ladrones y qué hacen luego con los coches?

· admin · 0 comentarios.

A continuación vamos a hablar de técnicas que siguen los ladrones para hacerse con los coches. Complicado será localizar un vehículo ya una vez robado sin contar con dispositivos de localización. A través de esta tecnología, conectada al propietario del vehículo y a los cuerpos de seguridad del Estado, el porcentaje de vehículos en el mercado negro se vería reducido en gran medida

mercedes-841465_1920

En primer lugar hay que prestar especial atención a dónde aparcamos el coche. Los lugares preferidos de los ladrones son los parkings de los centros comerciales y la calle, dónde se producen la mayoría de los robos, en concreto un 90%. Pero no sólo aprovechan cuando los vehículos están aparcados, también se suelen beneficiar de los despistes de los dueños, acudiendo a las gasolineras y mientras el propietario está pagando el combustible, los ladrones se fijan en los vehículos que tienen las llaves puestas y no dudan en entrar y llevárselos. El 7% de los robos son causa de despistes de los dueños.

Una causa menos famosa, sólo se da en un 3% de los casos, pero no por ello menos importante es el robo con agresión. Los  propietarios reciben agresiones o amenazas por parte de los ladrones para hacerse con su vehículo. También entra en ese porcentaje el robo por engaño, que se suele dar en las carreteras poco transitadas. El supuesto ladrón primero actúa como buen ciudadano avisando de una rueda pinchada para detener el vehículo de la víctima. Luego aprovecha para robar el coche ó los objetos del interior cuando el propietario se baja del mismo para revisar el incidente.

Y ahora, ¿qué hacen con todos esos vehículos robados? Según investigaciones de la Guardia Civil, hay tres objetivos: vender el coche robado en otros países, utilizarlo para atracar o desmontarlo y venderlos por piezas.

Los destinos más preferidos por los ladrones de vehículos se ubican en Europa del Este. Se exporta tanto coches de alta gama como aquellos más generalistas. Países como Rumania, Bulgaria, Polonia, Ucrania ó Rusia, especialmente esta última, son los más cotizados. El Seat León, por ejemplo, está muy apreciado en Polonia, según la Guardia Civil.  Se suelen revender por precios que no alcanzan los 2.000 euros.

La cuestión es: ¿cómo consiguen sacarlos de España? Lo más normal es que el ladrón lo conduzca por carretera hasta su país de destino, pues al no existir frontera alguna en la Unión Europea, es más sencillo salir de España. Suelen utilizar chóferes que forman parte de la organización o contratarlos, sin que los mismos sepan que el vehículo que conducen es robado. Incluso llegan a contratar familias enteras para que pasen más desapercibidos. En el caso de venderlos por partes, las piezas se transportan en camiones hasta naves industriales ubicadas en Europa Central o en su destino. También es frecuente que las piezas viajen en barco dentro de contenedores, siendo los puertos marítimos de Valencia y Barcelona los más problemáticos debido al volumen de mercancía que manejan.

El norte de África y Oriente próximo también son destinos muy atractivos para los ladrones. África es el mercado dónde mayor número de coches llegan, principalmente a Túnez, Argelia o Marruecos. Suelen ser transportados vía marítima en contenedores desde Algeciras o Tarifa. En cuanto a Asia, Dubai ó Qatar son los destinos mayormente elegidos para los coches de lujo, dónde son revendidos a ciudadanos con alto poder adquisitivo. Son transportados camuflados en contenedores, despiezados previamente, desde puertos como el de Valencia o Barcelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto las condiciones de uso* (Leer +)