Blog

Los métodos más habituales en el robo de vehículos

· admin · 0 comentarios.

El robo de coches aumenta cada vez más en España. Seguramente conozcamos o tengamos algún conocido que haya sido robado. No sólo cada vez están más de moda, sino que también evolucionan las técnicas llegando a ser muy difícil evitar. Los dispositivos antirrobo cobran un papel esencial en materia de robo de coches

key-791390_1920

Gracias a la astucia de los ladrones se han descubierto los métodos más innovadores. La hora o el tipo de persona pasa a un segundo plano en los robos.

Los robos que suelen cometer los ladrones suelen ser inofensivos, pero al tomarnos por sorpresa perdemos el sentido de la orientación y solemos cometer errores que puede causar la perdida de nuestros vehículos y, en el peor de los casos, la perdida de nuestras vidas. El número de muertos al resistirse a que le roben su coche es elevado y una de las recomendaciones para evitarlo es permanecer atento a nuestro alrededor para poder afrontar la situación de la mejor manera posible.

Uno de los métodos es el robo a mano armada, uno de los métodos más comunes que utilizan los delincuentes para llevar a cabo sus robos. La mayoría de las veces no ofrecemos resistencia y el miedo a ser heridos hace que no dudemos en entregar el vehículo y huir. Aún así, la vida siempre valdrá más que el coche.

También utilizan el robo de la tapa de la gasolina. En este caso los ladrones sacan un duplicado a la llave de tu coche. Es importante que si notas que te sustrajeron la tapa de la gasolina, cambies de inmediato las cerraduras de tu coche porque en cualquier momento te lo podrían robar.

Los inhibidores es un método sofisticado que está de moda en cuestión de robo de coches. Se utilizan para bloquear la señal del sistema de cierre del coche, es importante revisar siempre las puertas que hayan sido cerradas para no tener este proble99ma.

Otro método muy usado y aparentemente inofensivo es el de dar un golpe a un coche (normalmente de una persona mayor) simulando un choque, para que el conductor se baje apresurado a ver los daños del coche y el ladrón aprovecha para montarse y llevárselo. Normalmente el conductor, en estos casos, deja las llaves puestas y el ladrón aprovecha este tipo de despistes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto las condiciones de uso* (Leer +)