Blog

¿Cuáles son los coches que más se averían?

· admin · 0 comentarios.

A la hora de comprarnos un coche, nos fijamos en que sea económico, en el rendimiento,
en el consumo, que sea seguro; que sea bonito, por supuesto. Pero, ¿y si también
pudiéramos saber cuáles son los coches que según la ITV sufren más averías? Nos
ayudaría a acabar de decidirnos ¿verdad?

Entre las averías más habituales encontramos el desgaste precoz de las pastillas de freno,
los cojines de inyección..

Allá vamos.

Dentro de los coches llamados microurbanos el Fiat Panda cae en esta lista negra por sus
pérdidas de aceite en el motor, las fugas que sufre en la caja de cambios, así como también
los problemas en la suspensión, la estabilización o el sistema de escape.
En los automóviles urbanos, es el Peugeot 206. Frenos y rótulas del eje delantero, por una
parte, se desajustan y se deterioran rápidamente; por otra, las fugas de aceite son
habituales en motor y caja de cambios.

Seguimos.

En los automóviles conocidos como compactos el Volkswagen New Beetle, cuenta con
averías consideradas graves como la rotura de rótulas, brazos de suspensión y cojines del
tren delantero.

En las berlinas, al Peugeot 407 además del desgaste de frenos y rótulas de dirección, entre
sus averías presenta una serie de fallos electrónicos que afectan al funcionamiento del
coche como las luces o el funcionamiento del motor.

En cuanto a los monovolúmenes compactos el Citröen Xsara Picasso presenta vibraciones
al frenar y problemas en cuanto a la centralita del motor, además de pérdida de líquido en la
dirección asistida.

Y en los monovolúmenes grandes, el Kia Carnival, es el que presenta un porcentaje de
averías más alto; alrededor del 31%. Mientras que sus frenos, a parte de desgastarse,
suelen perder potencia.

En los automóviles copupé, el Mercedes CLK tiene un 4,2% de averías graves como la
avería en los cojines y las rótulas de suspensión.

Para finalizar, en la categoría de los todoterrenos, está el Suzuky Jimny con un 8,6 de
averías severas, presentando desgaste en los frenos a causa de la rápida corrosión de las
pinzas y discos. Produce emisiones contaminantes debido a fallos en la centralita y los faros
necesitan ser regulados periódicamente.

Si es que ya se sabe que elegir un coche no es nada fácil pero, sabiendo esto, esperamos
que al menos os cueste menos decidir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto las condiciones de uso* (Leer +)