Blog

¿Cómo distinguir un coche robado entre todos los demás?

· Detector · 0 comentarios.

La situación económica actual ha provocado un auge en la compra de coches de ocasión y con ella, el aumento de intentos de vender coches robados a los posibles compradores. Por ello, vamos a explicar una serie de pautas a seguir a la hora de comprar un coche de segunda mano y asegurarnos de que no es un vehículo robado.

En primer lugar, cuando tenemos la primera toma de contacto con el vendedor y quedamos con el mismo para ir a ver el vehículo en cuestión, debemos fijarnos en varias circunstancias fáciles de captar si ponemos atención. Por ejemplo, si queda con el vendedor en una gasolinera, área de servicio, aparcamiento poco transitado o escampado; tenga cuidado podría ser síntoma de venta ilegal. Por otro lado, si se observa un precio inferior al del mercado o consigue un descuento del precio inicial superior al 5%, no es común y debemos tener cuidado. Además, si cuando estamos probando el vehículo el vendedor no quiere ir a un concesionario verificado, sospeche que algo no va bien.

El siguiente paso, en cualquier compra de un vehículo de ocasión, nos fiemos o no a simple vista del vendedor, es revisar que el número de bastidor del vehículo coincide con los documentos del coche. Tómese su tiempo y fíjese si en el registro del motor o de la carrocería se observan rasguños o síntoma de algún cambio en las piezas.

El tercer paso, y no menos importante, es pedir el título y cédula del coche al vendedor. Con ello, deberíamos obtener el número de dominio (patente), el número de control del título del automóvil y el número de control de la cédula de identificación. Una vez hayamos obtenido toda esta documentación, nos dirigiremos al Registro de Bienes donde esté registrado el automóvil y allí pedir un informe de domino. Gracias a estos informes, obtenidos a través de la Dirección General de Tráfico, sabrá si su coche es robado o no, y muchos otros datos de interés de su futuro vehículo.

A continuación, es aconsejable asistir a la verificación policial del vehículo con el vendedor. De éste modo, se asegura al cien por cien de que el coche es legal y tiene toda la documentación en regla.
Finalmente, es recomendable no pagar nunca nada antes de seguir todos los pasos anteriores, teniendo la seguridad de que si hay algún problema, tened la libertad de abandonar la compra y buscar otro coche disponible en el mercado.

Por otro lado, si lamentablemente es usted uno de los estafados por un vendedor de vehículos robados y ha acabado comprado un coche robado, sepa que perderá todo el dinero invertido y sus derechos sobre el coche, teniendo el verdadero propietario todo el derecho a reclamar su vehículo. Además, si acaba siendo conocedor de poseer un vehículo robado y no informa de ello podría ser considerado por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado como cómplice de un delito y podría ser denunciado por ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto las condiciones de uso* (Leer +)